Tal vez no tan sujeto… El individuo, las reglas del juego y lo político

Román Cuartango

Edición: genueve ediciones, 2016

Formato: 24, 235 páginas

Clasificación IBIC: HPK

Edición Papel

978-84-942533-8-6

Precio: 20€

Disponible en... [ver enlace]

Edición Online

978-84-942533-9-3

Precio: 14€

Comprar Online

Descripción

De maneras diversas, la filosofía contemporánea ha sentenciado a muerte al sujeto, pues ha descubierto que, lejos de la autarquía pretendida, aquel se hallaba sujeto a los sistemas económicos, sociales, significativos, etc. Y, pese a todo, parece que no puede simplemente esfumarse su capacidad para hacer algo, para seguir reglas. En algún momento, los sistemas y las estructuras deben ser operados, esto es: sometidos a lances individuales. Por su parte, el juego requiere jugadores a los que hay que reconocer cierta aptitud para un desempeño libre (no sujeto sino suelto). Ellos, que no se deducen de la regla, representan la forma individual bajo la que resta el sujeto.
Ahora bien, este individuo disolvente no resulta fácil de manejar. ¿Sería posible entonces integrarlo en un orden? Lo anterior constituye el tema político por antonomasia: el logro de una ciudadanía basada en la libertad y no en la pertenencia, es decir, en el poder para sustraerse, en cierto modo, al orden.

Preámbulo

PRIMERA PARTE. LAS DIMENSIONES DE LA SUBJETIVIDAD
I. Ser y querer
II. Un sujeto sujeto
III. La experiencia
IV. El impertinente yo
V. Un «saber de sí» que no es un saber
VI. Lo que la existencia significa
VII. El programa deconstructivo de la subjetividad
VIII. El sujeto en el mundo
IX. Problemas metafísicos de la intencionalidad
X. ¿Se puede prescindir del sujeto?

SEGUNDA PARTE. REGLAS DEL JUEGO: EL EFECTUARSE DE LO INDIVIDUAL
XI. La individualidad
XII. La verdad del sujeto
XIII. El jugador
XIV. Experiencia de la individualidad
XV. Hombre-persona-individuo
XVI. Reexplorando la sujeción
XVII. La emergencia subjetivo-individual
XVIII. Ser temporal
XIX. El tiempo de juego y la individualización histórica

TERCERA PARTE. UN ORDEN DE INDIVIDUOS: LO POLÍTICO
XX. Sociedad y comunidad
XXI. El sujeto se bifurca
XXII. Individuo social
XXIII. La sociedad de los individuos
XXIV. El individuo especulativo y el estado especulativo
XXV. El adiós a la casa y a la pertenencia: lo moderno
XXVI. La comunidad definidamente perdida
XXVII. El singular lógico y el individuo
XXVIII. El sujeto que no puede ser sujeto

Referencias

El índice no está disponible

Vista previa del libro